Sobre el contenido de este blog

*todas las ilustraciones han sido editadas a partir de fotos halladas en la red.

*la historia es propiedad de la autora del blog y no puede ser reproducida



Seguidores

domingo, 28 de septiembre de 2014

Capítulo 46: De su propia naturaleza

A veces Lady piensa que en su naturaleza ha macerado una extraña mezcla de viejos rastros de sensible humanidad, una férrea fuerza de superación espiritual adquirida a través de los siglos  y una pizca indeleble de demoníaca perversidad. Todo ello moldeado con los ancestrales valores de ética y entereza que fue mamando desde pequeña y que sobrevivieron en su interior pese a las grandes adversidades vividas.



Esa sobrehumana condición a la que ha arribado sin proponérselo, colocándola un peldaño por encima de los simples mortales, le ha hecho perder la certeza de saber qué tipo de entidad resulta ser efectivamente a estas alturas y, por consiguiente, qué clase de destino le aguarda.



Alguna vez leyó durante sus años de instrucción con los grandes magos y sabios de la antigüedad, que el destino de ángeles y demonios suele mezclarse con el de los humanos, llegando incluso a reproducirse unos con otros, derivando de esa mixtura seres excepcionales, particularmente complejos, que no responden a las leyes naturales de ninguna especie sino que constituyen en sí mismos una nueva raza, según sea la característica predominante.



Pese a no quererlo considerar, alguna vez la idea de ser una criatura evolucionada a partir de una mezcla no exclusivamente humana cruza por su cabeza. En momentos de mayor depresión e incertidumbre ha llegado a suponer que una parte suya quizás sea efectivamente demoníaca y que esa sea la razón por la que reconoce paladear con placer la oportunidad de dejar aflorar sus impulsos más despiadados.


El hecho que sea la búsqueda de justicia la razón por la que llega a desbordarse no la tranquiliza demasiado. Admite que podría ser algo menos drástica a la hora de ajusticiar a los impíos, pero después, concluye que es la propia bestialidad humana la que le genera tanta ira desatada, por lo que despeja su mente de cuestionamientos vanos y al final retorna, sin culpa ni dudas, a su acostumbrado rol de justiciera solitaria y silenciosa.




Si es humana en mayor o menor medida, seguramente lo confirmará o desmentirá el propio destino llegado el punto en que sea conveniente.

4 comentarios:

  1. Te felicito por retomar con Lady Dark y por las imagenes que incluís.
    La naturaleza de Lady Dark también puede haberse fusionado por el paso del tiempo, seguramente su existencia haya empezado con un idioma que ha cambiado mucho, en el paso del tiempo. Incluso tal vez sea una lengua muerta. Lo mismo con su nacionalidad de origen. Tal vez venga de un cultura de moral heroica, donde sus metodos justicieros son incuestionables. Muchas preguntas plantea este capítulo de Lady Dark.
    Tal vez tenga algo más en común con Duality, cuyo padre no es humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te resulte interesante. Si ustedes no me acompañaran, no tendría el incentivo como para retomar y continuar.
      Lo que comentás sobre las similitudes entre Lady y Duality resulta ser producto de la pura casualidad, aclaro jeje ya que ni idea tengo de esos pormenores. Quizás la fuerza de los estereotipos esté mucho más arraigado en mi subconsciente de lo que imaginaba!
      Veremos qué pasa de aquí en más en la historia. Ni idea tengo aún de cómo podrá derivar.
      Un abrazo y gracias por acompañarme en todo lo que emprendo.
      =)

      Eliminar
  2. Y, sin embargo, tan humana en el hecho de desconocer y temer su futuro y sufrir por sus momentos crueles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, en eso, sigue siendo muy humana.
      Gracias Ma Jesús por seguirme en esta aventura
      =)

      Eliminar